Del primer trimestre

Se realiza por vía vaginal y/o abdominal

  • Antes de la semana 11: Permite confirmar el embarazo, descartar la gestación ectópica, identificar el número de embriones, establecer la vitalidad, datar las semanas de embarazo, identificar elementos de riesgo y valorar el aparato genital de la gestante.
     
  • En la semana 11-14: Es una ecografía que cada día tiene más importancia por los continuos avances en la metodología de su realización. Permite de forma específica valorar los signos ecográficos de riesgo de anomalía cromosómica del primer trimestre (el síndrome de Dow es la más frecuente). También es posible hacer un  diagnóstico muy precoz de numerosas malformaciones fetales. Es una exploración fundamental para establecer la conveniencia de realizar pruebas invasivas de diagnóstico prenatal (amniocentesis y biopsia corial).

Del segundo trimestre

(vía abdominal)

  • En la semana 20: Es la exploración ecográfica más importante del embarazo. También se la conoce como eco morfológica, eco de alta definición o eco de diagnóstico prenatal. Básicamente se realiza un estudio minucioso de la anatomía fetal obteniendo los marcadores ecográficos de riesgo de anomalía cromosómica del segundo trimestre y detectando gran parte de las malformaciones fetales. Su sensibilidad diagnóstica está condicionada por la calidad del equipo de ecografía,  experiencia del operador, posición fetal,  cantidad de líquido amniótico y  características de la propia gestante. Permite volver a valorar la conveniencia de realizar pruebas invasivas de diagnóstico prenatal, pautar el seguimiento y control de los fetos con anomalías, y ofrecer a los padres la máxima información disponible para que, si lo desean, puedan optar por la interrupción legal de la gestación.

Del tercer trimestre

(vía abdominal)

  • En la semana 28:  Es una exploración que facilita realizar un estudio anatómico fetal más completo y el diagnóstico de anomalías de aparición tardía. Permite evaluar precozmente elementos de riesgo para la continuidad de la gestación.
     
  • En la semana 34-36: Se evalúa preferentemente el desarrollo fetal y se identifican los   factores de riesgo para un seguimiento intensivo o la finalización de la gestación.

Doppler obstétrico

Se puede realizar en cualquier momento de la gestación. Es la evaluación de la cantidad y tipo de vascularización de determinadas áreas fetales o maternas. Sus usos más frecuentes se relacionan con facilitar el estudio de la morfología fetal (Doppler cardiaco, vasos umbilicales, arterias renales, ...), el estado de oxigenación fetal (Doppler umbilical, cerebral media, ductus  venoso ...) o  las arterias uterinas maternas para el diagnóstico precoz de los trastornos hipertensivos o las alteraciones en el crecimiento fetal.